Historia


Comprometidos con la formación de la mujer

altaviana-historia

Altaviana, desde sus inicios en 1978, ha ido creciendo gracias a la iniciativa y el trabajo de numerosas personas que unieron sus fuerzas e ilusiones para poner en marcha en Valencia una escuela pionera en la formación profesional. Entre estas personas cabe destacar al beato Álvaro del Portillo sucesor de San Josemaría, quien como Prelado del Opus Dei en 1978, alentó a poner en marcha en todo el mundo iniciativas que se denominan “obras corporativas”. Estas iniciativas  son muy diversas: centros para la promoción de la mujer, dispensarios médicos en zonas o países subdesarrollados, escuelas para campesinos, institutos de formación profesional, residencias de estudiantes, centros culturales, centros de formación profesional y centros educativos.

En ellas el Opus Dei asume la responsabilidad de la formación cristiana que se imparte.  Las entidades promotoras tienen plena responsabilidad sobre los aspectos organizativos y económicos de esas instituciones, y son las propietarias de las instalaciones y de la dotación material. La gestión por tanto, corresponde a las personas que las han constituido, no al Opus Dei.

Altaviana forma parte de EDNA, Red internacional de Personas, Centros de Formación Profesional y Empresas para fomentar la cualificación profesional de la mujer. EDNA  es el resultado del encuentro entre centros con décadas de reconocido prestigio en la formación profesional, y empresas/empresarios que quieren desarrollar competencias clave para la empleabilidad y el desarrollo profesional. Se trata de una apuesta por la cualificación profesional de la mujer, con un enfoque de calidad, internacional y avanzado, que mejora su perfil profesional para conseguir mayor integración en una sociedad tan competitiva como la actual.

 

En el mapa interactivo se pueden ver otras escuelas de formación profesional con el mismo ideario que Altaviana repartidas por el mundo y otras iniciativas sociales.

pantalla-mapa